Amor de niño, agua en cestillo

Significado

Advierte de la inconstancia propia de la edad juvenil, en la que todo son cambios que pasan como agua por un cesto. Alude a la poca confianza que se debe tener por el afecto de los niños, considerado de poca consistencia. Sin embargo, ellos aman sin dobleces, con la inocencia propia de su edad. Este dicho se utiliza a veces para denotar la inconsistencia del amor adolescente. 

El efímero amor de la juventud

El refrán "Amor de niño, agua en cestillo" nos advierte sobre la inconstancia propia de la edad juvenil. En esta etapa de la vida, los sentimientos y las emociones cambian constantemente, al igual que el agua que se escurre entre los dedos al intentar sostenerla en un cestillo. Es común que los niños y adolescentes experimenten amores fugaces, que parecen intensos pero que desaparecen rápidamente. Este refrán nos recuerda que debemos tener precaución al depositar nuestra confianza en el afecto de los jóvenes, ya que su amor puede ser volátil y efímero. Sin embargo, también nos invita a valorar la pureza e inocencia con la que los niños aman, sin dobleces ni reservas. Podemos encontrar ejemplos de este refrán en situaciones en las que un adolescente se enamora perdidamente de alguien y, poco tiempo después, cambia de parecer y se enamora de otra persona. También se puede aplicar a relaciones de amistad en las que los niños se hacen mejores amigos de forma instantánea, pero luego se distancian sin motivo aparente. En definitiva, este refrán nos enseña a ser cautelosos con los amores juveniles, pero también a valorar la autenticidad y espontaneidad con la que los niños viven sus emociones.

Origen

Se trata de un refrán popular de origen castellano actualmente en desuso. Lo hemos incluido dentro de la categoría Refranes de Amor. 

Amor de niño, agua en cestillo
Comparte la imagen del refrán: Amor de niño, agua en cestillo

Otros Refranes de Amor

Referencias

Deja un comentario